poema IV

IV 

Homo consumens

 

Desmoralizante rutina

trabajos de esclavo

la muerte del alma

alienación del humano

Maldito engranaje

ha caído en sus garras

ese hombre hastiado

enredado entre amarras

Amarras de horas

amarras de máquinas

amarras virtuales

su vida amenazan

Atrás quedaron grilletes

tobillos encadenados

hoy lo ata el consumismo

los compromisos sociales

la opinión de la masa

y los deseos banales

Ya no canta, ya no baila

no recuerda sus ancestros

apetito voraz de consumo

desquiciando sus cerebros

A Medusa has mirado

te has vuelto una piedra

roca inerte, roca muerta

Tu mote grande te queda

eras Rey de la Naturaleza?

ya no puedes señorearla

ya no tienes entereza

ni como amo ni como esclavo

es que estás dando vergüenza!

Tu razón irrazonable

te ha llevado a la pobreza

dices que tienes dinero

me río de tu inocencia!

Tal vez algún día comprendas

la verdadera riqueza

de la Libertad del Alma

del Espíritu sensible

polvo al polvo, ya lo sabes,

es el cuerpo el que aquí queda

Hombre rompe esas cadenas!

No te ates a la materia!

Alma libre, cielo azul

ni engranajes, ni bandera!

es que el mundo es uno solo

aún no te has dado cuenta?

Y si estás desesperado

ya no puedes escapar

con las cadenas puestas sueña

pero sueña!

eso! eso nadie te lo puede quitar!

Kem Sophia

Poema III

III

Cosmogonía del Alma y los Planos

 

Despierta!

Suena la campanilla

de la garganta magnánime

de las formas infinitas

la música de las esferas

aguarda a que la adviertas

no son tus sentidos

es tu Esencia que conecta

Adéntrate en ese lugar

descansa en su regazo imperturbable

hogar incólume de experiencias beatas

camino al Ser, camino al Alba

aquellos que han llegado

en su pacífico júbilo

relatan sus momentos

de fascinación sagrada

el túnel plateado

la luz resplandeciente

la madre paciente

el Cristo flameante

el eterno Buda

los llamados de vuelta a la Tierra

variados planos, millones de esferas

Universo Infinito

trillones de estrellas

astros fugaces

galaxias extensas

el todo se muestra

en formas y esencias

a veces caóticas, a veces serenas

hoy, La Tierra

mañana… mañana despierta!

Kem Sophia

Poema II

II

Espíritus Sensibles

Angustia que ahoga

vacío que clama

urgida ella muestra

la muerte del alma

Vorágine del mundo

tú, autómata humano

despierta a la vida!

no vivas en vano!

Levanta la vista

al cielo estrellado

estás ante el Dios

del Universo Increado

Pero, ah! sí! lo había olvidado!

tú solo tienes tiempo

para asuntos “mundanos”

aquí pierdes el tiempo

en mis motivos sagrados

yo en cambio me muero

en las crónicas paganas

de tu existencia fútil

de vivencias tronchadas

por cada gota de veneno fétido

de tu rutina “ordenada”

porque si ese es El Orden

que reine la Anarquía

del alma que está viva

o que lucha por su vida

Como puede, lo que hace,

es clamar por esa dicha

que conoce desde antaño

que añora en melancolía

eso es algo que recuerda?

o que inventa en su desdicha?

En el fondo, ella Sabe

ese alma está aturdida

Con el canto de ese hombre

y la lágrima de esa niña

congela el instante entonces

y renace en su agonía

Y lo sabe, ya lo sabe!

Esa Luz! que es como el día

en la tiniebla mundana

capta su Espíritu Guía

que le dice:

no entristezcas, no te tronches

que es esto solamente

una parte de la Vida!

El camino de tu Esencia

tiene miles de Vigías

confundiste Maya

con la verdadera Dicha…

Kem Sophia

Poema I

I

Sabiduría Perenne

Qué crees de la rosa?

Qué ves cuando la admiras?

La rosa contesta las preguntas

La rosa tiene todas las respuestas

Mírala en su naturaleza áurea

Adéntrate en su forma perfecta

Quién es El Geómetra?

Ella, belleza muda, te lo contesta

Ella, es la flor

Es tan simple y tan compleja

Es una mínima muestra

De la apolínea naturaleza

Es la máxima respuesta

De las pregunta más sutiles

 Tan sutil como el éter,

Como la invisible materia

Que llena el espacio vacuo

A los ojos de la Tierra

Que si existe el Gran Dios?

Que si existe el Alma Inmensa?

Si no es así:

Cómo puede existir algo

de creación tan perfecta?

Qué es la Vida, qué la Muerte?

El Renacimiento y la Esencia?

Pregúntale con Tu Alma a la Rosa

Tiene todas las respuestas…

Kem Sophia